Pequeño homenaje en el Dia Internacional de la Mujer

Pequeño homenaje en el Dia Internacional de la Mujer

Hoy celebramos en KOMpe el Día Internacional de la Mujer dando la bienvenida a Noemí Vallejo, una mujer de 35 años que recientemente se ha incorporado en nuestro equipo como conductora de camión rígido y también realiza gestiones comerciales. Es un orgullo para nuestra empresa poder contar con una mujer como Noemí que ha luchado contra todo estereotipo hasta conseguir su sueño de trabajar como conductora de camión.

En un día de reivindicación y de visibilización de los enormes esfuerzos que realizan mujeres y niñas en todo el mundo para forjar un futuro más igualitario, KOMpe quiere hacer un pequeño homenaje a Noemí, un ejemplo también de esta lucha.

Noemí nos cuenta que no cree que existan trabajos para hombres y trabajos para mujeres, según ella “las habilidades no entienden de género” aunque confiesa que su aspecto físico -delgada y de estatura baja- le han puesto de manifiesto que existen estereotipos que todavía no hemos superado y que para ella han sido una barrera.

Noemí soñaba desde niña con ser conductora de camión, ni su aspecto físico ni los estereotipos de nuestra sociedad se lo han puesto fácil, pero ella lo ha conseguido. Nos cuenta que ahora sueña con que pronto sea efectivo el principio de igualdad de trato y de oportunidades en el acceso al empleo, en la formación y en la promoción profesionales, y en las condiciones de trabajo, incluidas las retributivas.

Casos como el de Noemí nos recuerdan que la desigualdad de género aún es una realidad en todo el mundo y que si bien han sido muchos los logros alcanzados quedan muchas injusticias por superar. Así, lo manifiesta Noemí cuando nos cuenta que su reivindicación en un día como el de hoy “es que todos vayamos a una para conseguir la verdadera igualdad”. Y es que todos los seres humanos somos iguales y debemos de tener opción de disfrutar de idénticas oportunidades para desarrollar nuestras capacidades y talentos. En KOMpe haremos lo que esté de nuestra mano para que sea así.